Ácrata del Alma

Durante muchos siglos los medios de comunicación e información han estipulado el análisis de los sentimientos y las emociones, incluso de las ideas. La estructura del sistema de poder, representada por el modelo político “democrático”, utiliza las telecomunicaciones como lazo y como látigo, y, manipuladamente, las imponen hasta el punto de que medios de información y fuerzas de comunicación son indiscernibles: síntesis confusas de la realidad y análisis muertos de las definiciones civilizatorias; condensadas consciente o inconscientemente sobre los colectivos. Este paso del ocultamiento de la realidad del “medio de expresión” es parte del complemento de dominación y la imposición de la cultura de la abstracción segregacionista: técnicamente, construye un mundo virtual susceptible de transformarse en la más artificial máscara integrada a un sistema irracional de formas de expresión y dominación.
Hoy, la existencia de los medios de comunicación e información alterativos permiten advertir la presencia de dos orientaciones que avanzan a paso armado; por una arte la del rastro humano en su estado emocional intervenido en sus rasgos íntimos y sus medios de expresión naturales; y, por otra parte, la violación e integración a un sistema de formas de naturaleza totalitarias.

Radio Tamunangue Libre

La expresión del Lenguaje

¿Y cuando, por ejemplo, la estructura del lenguaje encarna una fuerza idéntica a la de la opresión… cuándo no?

De ahí la textura de las voces guturales que nos lega la incomunicación rígida de líneas directrices y estáticas. No es preciso entrar en la categoría de la “interpretación” para que la manipulación del lenguaje no arrastre ninguna perturbación aparente. Mejor dicho, sobre la medida de los planos de la incomunicación se torna dominante la cultura y su expresión en términos de vacío y en todos sus planos existentes: contemporaneidad, coincidencialidad y génesis estética de la palabra.

Inglés Romeral III 2006

Inglés Romeral III 2007

Graffitti

Al derecho de vivir corresponde la lucha política que remite el rostro y la motivación de la expresión de la lucha libertaria. Esa especie de huella, es la expresión y el punto de vista antagónico de los recursos espaciales situados en las antípodas del graffiti y el mural. No obstante, debemos tener en cuenta el papel de los valores estéticos dominantes; no basta con colocarlos los unos dominantes junto al graffiti y al mural político. Es preciso incluir el graffiti y el mural como arma no mezclada ni involucrada con la cultura dominante y sus signos eficaces de dominación. Por otra parte, en el graffiti y el mural se produce una curiosa inversión de valores, interpretados como guerrilla de profundidad y hondonada política liberadora de los falsos símbolos. El aspecto político del arte de guerrilla contextualiza la realidad, permitiéndonos abordar la integralidad estética a la revolución que hoy se desarrolla en Latinoamérica y el mundo. Sin embargo, es en la persistencia de la palabra y sus comportamientos que el color y los matices desatan las relaciones con el colectivo que subraya la intensidad de la luz, descubierta como posibilidad de liberación política económica y cultural.

Romeral 2007

Parmalat 2007